Búsqueda personalizada
Optimizado para
1024 x 768
Ejecución de la presentación
Si bien aún debemos revisar en detalle el proceso de insertar diversos objetos en las diapositivas, como imágenes, audios, gráficos, etcétera, es importante que demos primero un vistazo a la ejecución de la presentación, para que el resto de los temas se aproveche mejor.
La ejecución de la presentación es lo que realmente le da vida a nuestro trabajo. Debemos tener presente que a menos que hagamos una presentación que se va a ejecutar en un aparador, lo más seguro es que tengamos que acompañarla por nuestra propia explicación sobre el contenido de las diapositivas y aunque este curso no puede ayudarle a ser un buen orador, sí debemos advertirle que tiene que preparar muy bien lo que va a decir. Por tanto, debemos cuidar el tiempo de ejecución de cada diapositiva y de los efectos con los que va a cambiar una a otra para que todo armonice. Revisemos ambas cosas enseguida.

4.1 Los efectos de transición

En realidad, los efectos de transición son un concepto que surge con la computación misma y con programas como PowerPoint (cine y televisión aparte). Cuando utilizamos un proyector de trasparencias, de cuyo símil surgió la idea de un programa como PowerPoint, no existe realmente en él la posibilidad de crear ningún efecto. Simplemente la pantalla pasa de una imagen a otra sin mayores variantes. Con PowerPoint, en cambio, podemos ver, por dar un ejemplo, cómo se desvanece lentamente la diapositiva anterior y va dando paso a una nueva. O bien, cómo una pantalla se desplaza hacia arriba al tiempo que surge la nueva desde abajo. PowerPoint cuenta con un buen número de efectos de transición que  pueden utilizarse en la presentación. Para establecer el efecto para cada diapositiva usamos las opciones de la ficha Transiciones de la cinta de opciones. En las distintas secciones de esa ficha no sólo establecemos el tipo de transición a aplicar a las diapositivas, sino también la velocidad de dicha transición y si la presentación en su conjunto se efectúa de manera manual, en donde pasamos a la diapositiva siguiente cuando el usuario hace clic con el ratón, o bien de manera automática, donde la presentación va cambiando las diapositivas después de determinado tiempo en pantalla.
© Luis Manuel González Nava. Abril 2012. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción por cualquier medio.  No está permitida su descarga y uso fuera de línea.