Búsqueda personalizada
Optimizado para
1024 x 768
Ejecución de la presentación
Hay que aclarar que el tipo de transición elegido afecta solamente a la diapositiva que tengamos seleccionada en ese momento en la Vista Normal. Si deseamos efectos distintos para cada diapositiva, entonces debemos ubicarnos en cada una de ellas antes de elegir la transición correspondiente. Alternativamente, podemos cambiar a la vista del Clasificador de diapositivas, ir seleccionando las distintas diapositivas y establecer la transición y sus parámetros. Observe que en el clasificador tenemos un icono que al pulsarlo nos muestra el efecto de transición asociado.
4.2 Control de la presentación

Como se vio en el apartado anterior podemos definir no solamente el efecto de transición, sino también si la presentación va a avanzar a la diapositiva siguiente después de cierto tiempo o con un clic del ratón. Aquí debemos considerar que en muchos casos vamos a tener que hacer la presentación acompañándola de nuestra explicación y, en ocasiones, sin poder controlar directamente el avance de una diapositiva a otra con el ratón. Es decir, la duración en pantalla de cada diapositiva tiene que coincidir con la explicación que hagamos del tema sin que una u otra sufran un desfase. Dependiendo del caso, puede ocurrir también que haya que exponer ante un auditorio y ni siquiera exista la posibilidad de ver la presentación mientras se habla, pues podría ocurrir que se proyectara a nuestras espaldas. Y en un caso así, nada sería más trágico (¿trágico? Eso también es un poco exagerado) para el ponente que se adelantara o atrasara respecto a las imágenes que refuerzan su explicación (o de la explicación que refuerza a sus imágenes, como se quiera). Para eso PowerPoint tiene una herramienta que nos permite ensayar la presentación y determinar automáticamente el tiempo que cada diapositiva debe tener.
La ficha Presentación con diapositivas tiene un botón llamado Ensayar intervalos, el cual ejecuta la presentación en sí, pero añade un cronómetro que toma el tiempo que dura cada diapositiva en pantalla y el de la presentación en su conjunto. Por lo que podemos ir viendo la presentación y practicando nuestro discurso, haciendo avanzar las diapositivas conforme hablamos, de modo que, al final, sepamos cuánto tiempo tiene que estar cada una de ellas en pantalla.
© Luis Manuel González Nava. Abril 2012. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción por cualquier medio.  No está permitida su descarga y uso fuera de línea.