Búsqueda personalizada
La segunda tarea es tal vez técnicamente algo más complicada: Asegúrese de tener los discos que le permitan reinstalar su Sistema  Operativo Windows y los programas que están instalados en su computadora.

La instalación de Ubuntu es segura y muy sencilla, pero nunca está de más estar prevenido ante cualquier eventualidad, incluida la de cometer un error que eche al traste a todo el sistema o incluso ocurra algo inesperado, como un fallo en el suministro eléctrico.

Debe pues contar con su disco de instalación de Windows y con los del software que en él tenga instalados, aunque normalmente no debería usarlos.

Una vez prevenidos ante lo peor (que tenga que formatear y reinstalarlo todo) y con sus datos también respaldados, debe usted arrancar su equipo en Windows para defragmentar su disco duro y luego verificar que no tenga errores y, en su caso, corregirlos. Esto se debe a que la instalación de Ubuntu implica utilizar una porción de su disco duro actual, dividiéndolo en un disco lógico llamado partición. Para que la partición de su disco duro tenga éxito, es importante que su sistema Windows no está fragmentado y que no contenga errores. Para desfragmentar el disco duro, usamos la opción del mismo nombre del menú "Herramientas del Sistema", aunque el menú puede variar en función de la versión de Windows de la que se trate.

Ayúdanos a seguir haciendo más cursos como éste leyéndolo en línea en www.guiasinmediatas.com.
Invita a tus amigos a visitar este curso.